Follow by Email

lunes, 8 de abril de 2013

Macarons de fresa.

Hola, os traigo el postre de moda, los famosos macarons. Se trata de unos pequeños dulces de origen francés caracterizados por sus llamativos colores y su suave textura.
En concreto, se tratan de unos macarons de fresa. A lo largo de la receta os iré contando una serie de trucos    y consejos, ya que se deben seguir de forma estricta los pasos y las cantidades que os pongo porque son bastante delicados. Así también os enseño un par de errores que cometí y si vosotros también hacéis este postre me podéis enseñar vuestros truquillos para poder perfeccionar la receta.
Todas las recetas de macarons las saco de un libro estupendo que me regalaron por mi cumpleaños y que además trae otros postres como brownies, cupcakes preciosos y galletitas, ¡todo una delicia!, se llama "Macarons, brownies, cupcakes & cookies" de la editorial Libsa.

Vamos con los ingredientes:
100 g. de harina de almendras.
180 g. de azúcar glas.
40 g. de azúcar.
3 claras de huevo.
7 gotas de colorante rojo.
Para rellenar;
queso mascarpone.
mermelada de fresas.


El primer paso es tamizar la harina con el azúcar glas. Respecto a esto tengo que hacer varias consideraciones, es importantísimo utilizar azúcar glas comprada y no molida en casa, ya que ésta última aunque de igual aspecto, no lleva los mismos componentes de almidón que la industrial. El libro que sigo dice que es necesario tamizar al menos cuatro veces la mezcla y aquí mi primer error, ya que yo solo lo hice una ¡las prisas nunca son buenas! Sobre la harina de almendras decir que no la he encontrado en ningún supermercado así que utilizo almendra molida, ¿podéis comentarme algún sitio donde encontrarla?.




























A continuación se montan las tres claras que deben estar a temperatura ambiente para que ayuden a subir,
añadimos los 40 g. de azúcar y seguimos montando. No se busca un merengue denso, más bien una crema esponjosa. Un truco útil para comprobar la textura es levantar las varillas y observar que los picos que formen desaparezcan enseguida. A las claras le añadimos colorante, como se tratan de macarons de fresa les añadí siete gotas de tinte rojo líquido que se adquiere en tubitos como veis en la foto. Al cocinarlos en el horno observé que el color se modifica un poco respecto al de la mezcla sin hornear, mirando en internet encontré que los colorantes en polvo son mejores así que para la próxima buscaré de este tipo y ya os contaré el resultado.
Una vez obtenidas las claras con el azúcar rosa procedemos a añadir poco a poco y con movimientos envolventes la unión del azúcar glas junto con la almendra molida.


Yo tengo un kit especial de la marca "lékué" para hacer macarons, también regalo de cumpleaños que me encanta, es muy útil ya que viene con un dispensador con distintos tipos de boquillas y con una lámina todo ello de silicona que tiene trazados unos círculos ayudándonos a delimitar el tamaño del macaron.
Después de esto solo queda introducir al horno, previamente precalentado, los macarons a una temperatura de 160 º C durante 16 minutos (en el caso de mi horno, el libro pone que sobre unos 12, debéis comprobar los vuestros).




Cuando estén los dejamos enfriar antes de rellenar.El relleno está compuestos por queso tipo mascarpone y mermelada de fresas. La mayoría de recetas hablan de esencias que no son mas que sabores concentrados que no aportan color, solo sabor. Sin embargo, yo no he dado con estas esencias así que contadme dónde las compráis vosotros.







Bueno como veis, la textura no ha quedado lo suficientemente lisa y brillante característica de estos pastelitos, por eso es tan importante el tamizado. Me gustaría mucho que me contaseis como los hacéis vosotros para mejorar la presencia. Eso si, os aseguro que el sabor es estupendo ya que los hice para el cumple de mi amiga Cristel y tanto a ella como a nuestros amigos les han gustado mucho.

Espero que os guste, ya me contareis vuestra experiencia, muchos besos y hasta la próxima receta.